• Dom. Jul 3rd, 2022

Sonic Youth se formaron en 1981 y de ese año data la grabación del primer EP de los neoyorkinos, el homónimo “Sonic Youth” (Neutral Records).

Como primero de los homenajes que vamos a dedicar este año a la juventud sónica, hoy hablamos del documental que registró el momento previo a la explosión del grunge. En verano de 1991, Dave Markey acompañó, cámara en mano, a los Sonic Youth en su gira europea ¿Los teloneros? Una banda no muy conocida por aquel entonces llamada Nirvana liderada por Kurt Cobain que publicaría un mes después, a finales de septiembre del mismo año, las palabras mayores de “Nevermind“, su segundo trabajo tras “Bleach”. Existía una copia de baja calidad del documental por lo que era inevitable su digitalización y restauración para una edición que salió en DVD en 2011, con cuarenta minutos inéditos añadidos. “The Year Punk Broke” no es un documental didáctico sobre la escena musical de la época sino emocional, pues capta un estado anímico de los grupos participantes y de sus fans, en el que se alternan actuaciones musicales de algunos de los que tocaron junto a los jóvenes sónicos en su viaje a Europa. Por allí desfilan, además de los anfitriones y Nirvana, compañeros de generación como Dinosaur Jr., Babes in Toyland, Mudhoney o Gumball y mitos de décadas pasadas como Ramones o Iggy Pop, con los que coincidieron en festivales de países como Bélgica, Alemania, Holanda o Francia.

El documental, entero y sin cortes publicitarios

Thurston Moore, de S. Youth, ejerce de alocado maestro de ceremonias del documental, encargándose de las divertidas entrevistas al público asistente a los conciertos, así como de improvisaciones a cámara de recitados surrealistas como transiciones entre los directos. Componen “The Year Punk Broke” simpáticos momentos como los de Kim Gordon de Sonic Youth preguntando a J Mascis de Dinosaur Jr. por su reciente ruptura sentimental, los de Courtney Love haciendo de Courtney Love o, de nuevo Kim Gordon, pintando los labios con carmín a Kurt Cobain antes de salir a escena, intercalados por temazos en vivo de Sonic Youth como “Schizophrenia”, “Teenage Riot” o “Kool Thing”; “Dustcake Boy” de Babes In Toyland; “Commando” de Ramones; “The Wagon” de Dinosaur Jr. o “School”, “Negative creep”, “Polly” y, cómo no, el momento estelar al final del documental de “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana semanas antes de triunfar en las radios de los cuatro continentes.

Con una filmación en Super 8 casera y una edición amateur sencilla en la que planos en blanco y negro se insertan entre los de color en los directos y las imágenes se encadenan como transición, “The Year Punk Broke” revela al grunge y a su entorno viviendo en el edén, años antes de las muertes de algunos de sus líderes y de la disolución de muchos de sus grupos emblemáticos. Smells Like Teen Spirit. Una gozada que conduce por momentos a la melancolía.