• Dom. Jul 3rd, 2022

En 2020 se cumplió medio siglo de la muerte de Janis Joplin. El 5 de octubre de 1970 su cuerpo fue encontrado sin vida en una habitación del californiano Hotel Landmark. Allí, en California, grababa las últimas sesiones de su disco “Pearl”, publicado de forma póstuma en enero de 1971. Medio siglo de dos fechas relacionadas con Joplin, que en Isalive no podíamos pasar por alto sin pensar ni escribir algo sobre ella.
“Pearl”, su trabajo de portada icónica supuso el mayor éxito de su breve carrera. En 2015 , la documentalista y cineasta Amy Berg dirigió “Janis: Little Girl Blue”, hasta ahora el documento audiovisual más relevante e interesante realizado sobre el torrente enérgico del blues, que murió demasiado pronto cuando su carrera apenas acababa de despegar y en el que Chan Marshall, alias Cat Power, lee en off algunas de las cartas que Joplin escribió a su familia a lo largo de su vida, revelando su vulnerabilidad y sus dudas vitales, muchas veces relacionadas con sus decisiones profesionales.

“Pearl”: cincuenta años de leyenda

Nacida en 1943 en Port Arthur, Texas, su horizonte vital parecía atestado de refinerías petrolíferas. De niña, cantó en el coró de la iglesia y sufrió bulling a manos de compañeros que la señalaban con el dedo haciendo chascarrillos sobre su forma de vestir o su posible orientación sexual. A pesar de este entorno de infancia y juventud tan desagradable y paleto, Janis siempre contó con el apoyo y la aprobación de su familia. En San Francisco conoció y vivió la efervescente escena musical, a la que acabaría incorporándose a través de los Big Brother and The Holding Company, con los que acabaría grabando un trabajo de igual nombre al grupo en 1967, en el que se incluían temas clásicos como “Down on me” y, al año siguiente, el magistral “Cheap Thrills” con portada en vinilo del dibujante de cómics underground Robert Crumb, que contenía las versiones más populares jamás realizadas de “Piece of My Heart” o “Summertime”. Acababan de alcanzar popularidad estratosférica poco antes de la realización de esa obra cuando, durante el verano de 1967, tocaron en el Festival de Monterey. Su directo se convirtió en un auténtico emblema, y en uno de los hitos musicales del San Franciso psicodélico y contracultural de finales de la década de los sesenta. Los desacuerdos entre Joplin y algunos de los miembros de esa banda, provocaron que abandonara la formación y tras breves escarceos, viajes reparadores y colaboraciones varias con otros músicos se unió a Full Tilt Boogie Band , con los que grabaría su último trabajo publicado semanas después de su fallecimiento: “Pearl”, magnum opus de Joplin en el que se encuentra la estremecedora “Cry baby”, las maneras country de “Me And Bobby McGee” escrita por su antiguo novio, Kris Kristofferson o el estilo gospel a capella de “Mercedes Benz”.

Joplin y sus “pequeñas” adicciones

El documental de Amy Berg sobre Joplin que comentamos al principio, conseguía esquivar la imagen previsible de Janis y arrojar luz sobre sus aspectos más íntimos, sobre su necesidad de afecto y sobre las soledades indeseadas de “Little girl blue”, la pequeña chica triste frágil, que murió de sobredosis con tan solo 27 años en su mejor momento de crecimiento creativo.