• Dom. Jul 3rd, 2022

Entrevista a Ken Stringfellow de The Posies

Ken Stringfellow vuelve a España. Probablemente se trate del músico americano que “mejores y más buenas migas” ha hecho con su público español, de las que han salido también proyectos musicales conjuntos y alianzas varias, como las de Parkinson DC, Star Trip o Neuman. Su listado de colaboraciones en casi cuarenta años de trayectoria puede producir un paro cardíaco: Big Star, R.E.M., Neil Young, Marky Ramone o Lagwagon son solo algunas de ellas. Hablamos con uno de los miembros de los Posies: Ken Stringfellow. Un tipo afable y simpático que volverá este mismo año a España junto a los Posies, dado que forma parte del cartel del Visor Fest que se celebrará en Benidorm el próximo septiembre. Si le concedieron la nacionalidad hace poco a James Rhodes, el siguiente en obtenerla tendría que ser él.

 – En la anterior gira que quedó interrumpida por la crisis sanitaria derivada del Covid tuviste la idea de tocar casi íntegramente tu disco “Touched”, ¿cómo serán los conciertos para 2021, rescatarás temas de otros trabajos o colaboraciones o interpretarás canciones nuevas?

Va a ser una visita corta por España y en realidad no es una continuación del tour que hice el año pasado. Creo que completé la gira de “Touched” pues solo tuve que cancelar un par de conciertos ya que empecé con ella en 2019. El último directo de esa gira era el 15 de marzo en EEUU, quedaban algunos shows pendientes en Escandinavia pero sentí que ya había completado la misión de “Touched”.

Los próximos shows en España serán una forma de decir que estamos aquí, que seguimos haciendo cosas y que la vida continúa en estos tiempos difíciles. Será como decir: -“Sigo aquí y estoy con vosotros”. En los directos tocaré tanto temas nuevos como otros de anteriores trabajos.

– En alguna entrevista contaste la dramática y personal historia que hay detrás del tema que abre “Touched” de 2001, “Down like me”, y me impresionó bastante ¿podrías recordarla para nuestros lectores?

“Down like me” es una canción de fondo oscuro. Trata sobre un tipo que siente pena de sí mismo después de una ruptura y está pensando en suicidarse hasta enterarse de que su ex se ha quitado la vida. Es como una especie de “Romeo y Julieta” retorcido. Me inspiré en una situación vital por la que pasé ante el fin de una relación sentimental. Ni mi ex se suicidó ni yo, pero no todo debe ir sobre ti. Es un intento de comprender que tal vez cuando alguien rompe contigo puede que no sea por esa relación en concreto, si no por una cuestión ajena, tal vez porque se está pasando por un momento muy malo. La canción trata sobre mí mismo intentando entender algo más sobre la vida con una actitud más amarga. Eso en lugar de la autocompasión porque normalmente las primeras canciones tratan sobre cómo te sientes porque alguien ha roto contigo y esas son las reacciones tempranas ante una ruptura. “Down like me” investiga una mirada del mundo con más amplitud y empatía.

-Has tocado junto a grupos españoles como Star Trip o Neuman, ¿dónde nacen esas colaboraciones con grupos de aquí?

He tocado, colaborado y producido a numerosos grupos españoles. Es un reflejo de como han ido las cosas en España desde el primer momento con los Posies cuando tocamos en 1993 junto a Teenage Fanclub. Desde el primer show en Barcelona, comprobamos que funcionábamos con el público español, que se generaba una especie de reacción química entre Posies y la gente de España. Y ha sido así desde entonces. Para no cantar en vuestro idioma tenemos una relación muy especial y cercana con el público. Eso explica que la música puede viajar a niveles inesperados mucho más allá del lenguaje ya que es un lenguaje en sí misma: el lenguaje de las emociones. Aquellas fueron muy buenas colaboraciones con grupos españoles. Tal vez Neuman es la más popular, de hecho una de las canciones (“By fear / Hi love”) tiene un millón de reproducciones en Spotify, ¡tan popular como “Dream all day” de The Posies!

– El año pasado escuchamos material nuevo de The Posies, ¿cómo fue aquella experiencia creativa en la que, si no me equivoco, Auer y tú os encontrabais en diferentes continentes y no había posibilidad de reunión física para grabar juntos por culpa de la pandemia?

Sí, The Posies sacamos un nuevo tema el año pasado pero si tengo que hablarte del álbum en el que hemos estado trabajando desde 2018 viviendo John en Canada, yo en Francia y Franky en EEUU, en California, he de decir que ha ocurrido gracias a que nos reunimos durante un mes en mi estudio en Seattle en el verano de ese mismo año. Después de eso grabamos juntos algunas otras veces y entonces, en febrero del año pasado, nos reunimos en Los Ángeles en el estudio.  El 90% de las grabaciones de nuestro próximo trabajo se han producido estando juntos en ese estudio de grabación y creo que eso supone una gran diferencia con ese tema que sacamos el año pasado a distancia. En el fondo no se diferencia mucho de cómo hemos trabajado anteriormente, como con el álbum que hicimos en 2016, “Solid States”, en el que nos mandábamos archivos por internet y que considero un gran trabajo pero la sensación es muy diferente, es más como una desviación en esencia, es mucho más electrónico que el álbum que estamos haciendo ahora. Cuando estamos los tres en el mismo lugar para tomar decisiones la energía es totalmente distinta que al hacerlo por separado a miles de kilómetros de distancia. Así que desde febrero del año pasado, pensando que tal vez en mayo volveríamos a juntarnos y al ver que la situación con la pandemia no estaba clara, decidimos parar y tomarnos nuestro tiempo. Ahora que parece que tendremos pronto una vacuna tal vez saquemos el álbum este año o a principios del año que viene. Ya veremos.

– John Auer también está estrechamente ligado a España,  ¿Cómo es tu actual relación con él después de más de treinta años juntos en The Posies?

¿Cómo es mi relación con ellos después de trabajar juntos todo este tiempo? Bueno, hemos estado juntos en The posies desde hace ya treinta y tres años y John y yo nos conocíamos casi desde el colegio, desde que él tenía trece años y yo catorce. Nos conocemos  prácticamente desde hace cuarenta años, treinta y ocho de los cuales haciendo música juntos. Es bastante sorprendente porque hemos pasado por mucho, piensa que nos conocimos de críos con una visión muy adolescente del mundo y ahora pasamos lo cincuenta, así que imagínate, ha sucedido de todo: hemos pasado cosas juntos y por separado, también en cuanto a nuestra carrera musical individual y a nivel personal. Ya sabes, John ha estado casado y divorciado, yo he estado casado y divorciado, ambos hemos pasado por bandas que se han separado, hemos discutido, alguna vez hemos estado casi dos años sin intercambiar apenas un par de palabras, y al final después de todo, aquí seguimos. John y yo somos almas gemelas y tenemos multitud de cosas en común, siendo tan afines e incluso teniendo una procedencia parecida, y después, al crecer y explorar el ancho mundo, al dejar de ser niños llegamos a ser muy distintos y, de alguna manera, cuando uno está acostumbrado a que una persona sea de una manera y esa persona al hacerse mayor ha cambiado, hizo que tuviéramos que resolver como aceptarnos de la misma manera en el contexto de ser adultos. Y creo que nuestra relación ahora es buena, por supuesto hay momentos en los que discutimos un poco, pero nada grave, tienen más que ver con tener diferentes opiniones sobre algo pero simplemente las hablamos y las resolvemos.

 – Haced todo lo posible por seguir juntos. No nos podéis dejar sin The Posies. ¿Cómo ves la música actual?, ¿qué escuchas nuevo y qué te interesa de géneros afines al tuyo o diferentes?

Sí, la verdad es que estoy interesado en todo tipo de música. No tengo la oportunidad de escuchar tanta música como quisiera, porque también soy productor, trabajo como tal, aparte de tocar y mezclar para otros artistas, es decir que siempre estoy trabajando pero me encanta cuando tengo un ratito para escuchar algo cuando puedo. Te puedo decir que he estado escuchando últimamente, la lista de reproducción es muy diversa, cosas antiguas, cosas nuevas. Por ejemplo Ela Minus que se parece poco a The posies. Me gusta el tipo de electrónica. También he escuchado el último álbum de los Flaming Lips, y cosas antiguas como Thomas Dolby o Dan Hicks and his hot licks, un poco de todo. Me gusta tener la mente abierta para sonidos poco comunes y géneros distintos, de hecho trabajo con artistas que no tienen poco que ver entre sí, electrónico, jazz, compositores clásicos y modernos… Soy bastante aventurero, no necesito estar bajo el mismo suelo una y otra vez. Si que tengo cierto estilo cuando compongo hasta cierto punto, pero he hecho mucha música en colaboración con artistas cuyo estilo no se puede predecir tan solo escuchándome a mí como artista en solitario o con The Posies.

– Por último, de entre tu impresionante lista de colaboraciones, háblanos de la de Neil Young porque tenemos predilección por él y fíltranos si sabes algo de la posibilidad de reunión o vuelta a los escenarios de REM en paralelo a la activad en solitario de Michael Stipe (no se lo diremos a nadie, te lo juro).

 Sí, trabajé con Neil Young, “holly smokes!” Bien… Fue maravilloso. Tengo la impresión de que siempre es así cuando Neil Young está en el escenario, así que creo que fue una experiencia más positiva para mí que para él. He tocado con él tres o cuatro veces. Yo tenía veintinueve años la primera vez que toqué con Neil y sobre todo había tocado con The posies, no tenía la experiencia de tocar con otros músicos profesionales, desde luego no con alguien tan icónico como Neil Young ni con su reputación, totalmente merecida, porque es un músico extraordinario. Creo que es cierto eso de que el mejor músico es el que mejor que escucha. Si tienes una técnica muy ostentosa tocando y te sabes tus escalas y eres virtuoso con tu instrumento y puedes tocar muy rápido cosas complicadas está muy bien pero tienes que hacerlo en contexto y adaptarte a la gente con la que estás tocando, tienes que ser capaz de reaccionar y de incorporarte en lo que ellos hagan. Ser capaz de tocar pomposamente no te hace mejor músico y lo que descubrí después de tocar con Neil Young es que estaba ante un gran escuchador con una increible percepción y conciencia hasta niveles con los que yo no estaba acostumbrado. Sobre la marcha él iba incorporando cosas, yo tocaba el bajo, y podía oír claramente como reaccionaba a lo que yo hacía. Estábamos “gemando”. Ese momento en el que hace su solo y yo estoy al bajo es, desde luego, un instante que nunca olvidaré. Puede que sea uno de los mejores momentos de mi carrera, o quizás el momento en sí más álgido de mi carrera. Grandioso.

Con respecto a REM, he estado con ellos en varios conciertos  y entiendo perfectamente por qué se retiraron y dudo, sinceramente, que vuelvan a tocar juntos de nuevo de una forma seria. El precedente de esto podría ser Led Zeppelin cuando hicieron esa reunión show en 2007 en la que tocaron en Londres. Fácilmente habrían podido capitalizar eso en forma de gira y habría sido el tour de la década y sin embargo no quisieron. Puedo imaginar a REM haciendo algo parecido, reuniéndose por alguna causa especial, aunque nunca los he oído decir algo así y es muy posible que no lo hagan pero, si lo hicieran sería al estilo de Led Zeppelin y no creo que planearan un tour o un álbum ni nada parecido.

Para adquirir entradas para los conciertos o seguir las novedades de Stringfellow, os podéis meter en:

https://www.linktr.ee/KenStringfellow

Entrevista a Ken Stringfellow realizada en Madrid en enero de 2021 por David de la Llave y José Martín S. Rosario Villajos nos ayudó en la traducción.