• Dom. Jul 3rd, 2022

Hace unas semanas os hablamos del último documental acerca de Radiohead titulado “El mundo según Radiohead” de 2019 que podéis recordar en el enlace. El grupo de Oxford está celebrando los veinte años de su “Kid A” y acaba de publicar “Kid A Mnesia” (XL Recordings), un trabajo que incluye el mencionado ‘Kid A’ y ‘Amnesiac’ más descartes y rarezas de ambas obras que se grabaron juntas en sesiones realizadas entre 1999-2000 y se publicaron con meses de diferencia.

 “El mundo según Radiohead” (2019) de Benjamin Clavel

Hemos vuelto a ver “Meeting people is easy” de Grant Gee, realizado cuando Radiohead acababa de publicar el inmenso “Ok Computer” en 1997, la obra musical que mejor supo narrar la angustia del fin de siglo anticipando, casi, el espanto que supuso el inicio del actual cuyo alarido aún continúa. Así, la cámara acompaña en este documental a la banda de Oxford después de la salida de aquella obra: en las promociones para la radio, en los directos, en las entrevistas televisivas o en las actividades absurdas impuestas por la discográfica, vemos al grupo de Thom Yorke, Jonny Greenwood, Ed O’Brien, Colin Greenwood y Phil Selway repetir esas acciones derivadas de la presentación del disco en diferentes países. Posee una realización atípica que en ocasiones se centra en los instantes de inactividad del grupo y en las esperas, como por ejemplo antes de un directo o después de él en los camerinos, como si la cámara indiscreta quisiera encerrar a sus protagonistas en una especie de Gran Hermano arty y captar, sin permiso, las emociones de los músicos, muchas veces de hastío y cansancio que terminan mecanizando actos y gestos ante el bucle y el “día de la marmota” que supone una gira con decenas de conciertos en diferentes países y ciudades.

En paralelo, vemos a los integrantes de Radiohead hablar sobre el “Ok Computer”, o expresar lo que piensan y harán esa noche en los directos de lugares determinados donde presentarán el álbum. “Meeting people is easy” es un documental “de autor” que habla de las inseguridades entre los que abordan el arte musical, y de la dificultad de un grupo que trata de salir indemne tras publicar una obra mayor que en aquel momento pintaba como uno de los mejores discos compuestos durante el siglo pasado pero que también pudo convertirse en una losa que sepultara a la banda ante las expectativas creadas. Casi un cuarto de siglo después, a juzgar por la posterior discografía del grupo y de la trayectoría en solitario que han desarrollado todos los miembros de Radiohead, podemos decir que aquello se trató de un simple bache y que el bloqueo creativo y el cansancio que parecen transmitir en el documental T. Yorke y los suyos no pudieron con ellos.

José Martín S