• Dom. Jul 3rd, 2022

La ciudad universitaria del noroeste estadounidense contó en los 90 con una vibrante escena de pop punk y power pop forjada al calor del sello Pop Llama que fue tristemente eclipsada por el fenómeno grunge … (ver parte 1 pinchando aquí).

En 1994, Pop Llama (si los grunges tenían a Sub Pop como sello de referencia, los powerpoperos contaban con Pop Llama, la discográfica creada por el mítico personaje Conrad Uno) publica un disco de tributo a la extraordinaria banda de los sesenta The Zombies, en el que participan Fastbacks, Posies, Young Fresh Fellows, Model Rockets y Flop, entre otros. También a mediados de los 90 ve la luz el recopilatorio ‘Soda Punx’, en el que aparecían casi todas estas bandas además de otras de la zona de Vancouver. Esos dos lanzamientos ayudan a consolidar la escena y las conexiones entre estas formaciones.

A continuación, la segunda parte del repaso por los mejores grupos de esta singular escena, y veremos las conexiones entre ellas:

MINUS 5

Como un proyecto paralelo y sin ninguna pretensión, surgen en 1993 los Minus 5, un grupo formado nada menos que por Scott McCaughey (Young Fresh Fellows), Ken Stringfellow, Jon Auer (ambos de The Posies) y el guitarrista de R.E.M., Peter Buck. Pese a la importancia de los miembros, su amplia discografía no contiene grandes obras y las buenas canciones aparecen con cuentagotas. Con continuos cambios en su formación y sin un sonido definido, Minus 5 va sobreviviendo hasta nuestros días tal vez para dar salida a esas ideas que no encajan en los grupos importantes de donde proceden sus componentes.

MODEL ROCKETS

El líder de los Young Fresh Fellows, Scott McCaughey produce en 1993 el primer trabajo de este grupo de power pop adrenalínico y muy melódico, el resultado es un álbum histórico, ‘Hilux’, con un sonido de rock’n’roll de guitarras muy fresco y natural y canciones mayúsculas a lo largo de todo el disco. Es injusto destacar unos títulos sobre otros, porque todo aquí es supremo y forma un repertorio muy cohesionado. Model Rockets comenzó su andadura en 1993. El líder de la formación es John Ramberg -todo un hallazgo como cantante, guitarra rítmica y compositor- y se completa con Scott Sutherland, el pelirrojo baterista Graham Black y el espectacular bajista Boyd Remillard. En el primer disco, para mi gusto, cometen un error: arroparse con el guitarrista Grant Johnson, quien, con influencias más blueseras, llena los huecos con excesivos arreglos de ‘slide guitar’, lo cual difícilmente combina con una banda tan enérgica de power pop. El segundo álbum (‘Snatch It Back and Hold it’), ya con Johnson fuera de la banda, es un bombazo de power pop vitaminado, con pepinazos como ‘Stick It Out’, aunque no hay que desdeñar la buena mano de Ramberg, Sutherland y compañía para los medios tiempos. Con ‘Tell the Children The Cops Are Here’ completan una trilogía excepcional. Pero la energía empieza a decaer en 2004, año en que graban un extraño experimento llamado ‘Pilot County Suite’, una especie de opereta de cinco cortes, de los cuales solo el primero dura la barbaridad de 10 minutos.

Model Rockets: una de las perlas de “la otra” escena de Seattle noventera

El EP ‘The Model Rockets Are Back’, de 2018, no mejora mucho las cosas, aunque sirve de excusa para que los veamos una vez más en directo en Madrid, más mayores, (aunque por el batería y el bajista no parece haber pasado el tiempo) pero con un repertorio a prueba de bombas y, en este caso, está claro eso de que “quien tuvo, retuvo”. A finales de la década los de 2000, los hermanos John y Jim Sangster llaman a Ramberg para formar un nuevo grupo llamado The Tripwires, que publica tres álbumes muy apreciables.


FLOP

Aquí tenemos al ‘rara avis’ de la escena power pop de los 90 en Seattle. ¿Por qué? Porque la formación, compuesta por Rusty Willoughbu, Bill Campbell, Paul Schurr y Dave Fox, cumple todos los requisitos para estar en esta lista: residir en esta ciudad universitaria, haber publicado tres discos entre 1990 y 1995 (un EP y dos álbumes) y practicar un pop de guitarras potentes.

El debut de Flop grabado en los estudios Egg

Además, su primer álbum, ‘Flop and the Fall of the Mopsqueezer!’, fue grabado entre 1992 y 1993 en los emblemáticos estudios Egg, bajo la supervisión directa del omnipresente Kurt Bloch. ¿Cuál es entonces la peculiaridad de Flop? Que más que centrarse en el power pop o en el pop punk, como los otros grupos de esta escena, se acercaba más a los postulados de bandas como los Pixies, a quienes recuerdan mucho.

PRESIDENTS OF THE UNITED STATES OF AMERICA

He aquí los más joviales del elenco. Formados en Seattle en 1993 por David Dererer, Chris Ballew, Jason Finn y Andrew McKeag fueron, más que una banda de power pop propiamente dicha, una especie de parodia del grunge: un nombre inolvidable, letras de humor sobre animales, mascotas y cosas así, y un sonido muy particular que conseguían con la ingeniosa idea de quitar la mitad de las cuerdas a la guitarra y al bajo. En 1994, firmaron con Pop Llama, el sello de Conrad Uno, y editaron su álbum homónimo. Poco después Columbia los fichó reeditando el disco en julio de 1995. Aunque eran dificilillos de escuchar, varios hits como ‘Lump’, ‘Peaches’ y ‘Kitty’ cosecharon un enorme éxito, ganándose dos nominaciones a los Premios Grammy en 1996 y 1997.

The Presidents of the United States of America: ¿la parodia del grunge?

Su siguiente álbum, II, también recibió buenas críticas y llegó a ser disco de oro en Estados Unidos, aun sin vender tantas copias como el primero. Durante 1995, 1996 y 1997 la banda se dedicó a hacer giras mundiales con estos dos primeros álbumes bajo el brazo. Aparte de Estados Unidos y Canadá, también tocaron en Europa, Australia y Japón. Se separaron en 1998, editando antes ‘Pure Frosting’, álbum de nuevas canciones, versiones, demos y vídeos.

STAND GT

Los más alejados de Seattle, ya que eran de Ontario, al este del Canadá, pero, al ser un grupo muy viajero, mientras hacían una larguísima gira, recalaron en Seattle, donde Conrad Uno no los dejó irse de rositas y les contrató para grabar su primer álbum en Egg Studios, con Kurt Bloch como productor. ‘They’re Magically Delicious’ fue publicado en Estados Unidos por el sello Top Drawer y en España por Munster. Poco después, editaron ‘Apocalypse Cow’ con Lance Rock en Canadá y Get Hip en EEUU.

Stand Gt: They’re Magically Delicious

Existen muchos otros grupos que formaron parte de esta escena, desconocida para el gran público, pero con un buen puñado de seguidores en España, gracias a la labor de sellos como Impossible Records y Munster. Por ejemplo, los Sicko, oriundos de la capital del estado de Washington, que cuentan con al menos tres álbumes, de los cuales el primero, titulado ‘You Can Feel The Love in This Room’ es un trallazo de pop punk más que recomendable. De la parte canadiense, además de BUM y Stand GT fueron atraídos a Seattle los Stupes y los Huevos Rancheros, un gran grupo de instrumentales surferos.
Concluyo con una encarecida recomendación: En 2010, Kurt Bloch firmó todas las canciones, produjo y fue guitarrista de un grupo que montó junto a dos compañeros de Young Fresh Fellows y Fastbacks -Jim Sangster y Mike Musburger (también batería en Posies), respectivamente- al frente colocaron a una extraordinaria vocalista: Leslie Beattie. El grupo se llamó Thee Sgt. Major III y su único álbum fue ‘The Idea Factory’. Os aseguro que es una obra maestra de principio a fin y, sin embargo, pasó totalmente inadvertido. Hoy día está colgado de Spotify y sólo tiene tres oyentes mensuales. ¡¡Una verdadera lástima!!

Merece mucho la pena pegarle una escucha a todos estos discos y a toda esta escena de Seattle, que fue sepultada por el fenómeno grunge, y que musicalmente fue la cara divertida de la ciudad. Además de ser más longeva, ha aguantado mucho mejor el paso del tiempo que el movimiento liderado por Nirvana y Pearl Jam.

Chiri DDT

Casi medio centenar de pildorazas power pop desde EEUU
https://isalive.es/2021/06/29/en-seattle-no-solo-hubo-grunge-part-1/