• Dom. Jul 3rd, 2022

Luz futuro es uno de esos grupos random que encuentras un día divertido mirando en los comentarios de un videoclip de otro grupo raro que encuentras en un top charts justo debajo de tu canción. Quiénes serán estos Nueve desconocidos, pensé… Aquella canción, la de los cristales me mantuvo cuatro días en bucle con su escucha. Miraba su videoclip y alguien mencionaba que el tipo de Luz futuro aparecía. Así es como descubro música. Es lo más fiable. Supongo que sería un comentario espontáneo de algún fan suyo. Son grupos que se parecen, la verdad. No me extrañaría que le ayudase en la producción. Voy a mirarlo, espera…
Vale, aparecen nombres como VVV, otra banda con la que colaboró para hacer un EP anterior al que me gusta. Pero también suena muy bien. También he encontrado al realizador del videoclip aquel de Nueve Desconocidos. Un tal Adrian Bremner, el cantante de VVV.

Salen nombres, actores, en todo esto de Luz Futuro. Amorevera era su anterior grupo canario en el que participaba en inglés. A mí no me molan nada sus canciones, pero ya tienen ese rollito 80s. Paradójicamente hay un videoclip, el Wanna Go, similar al de los cristales de Nueve Desconocidos, con amigos pasándoselo bien en algunas escenas. Sería inspiración.
El protagonista de este ensayo acerca de la escena post moderna se llama Daniel Benavides. Tiene una reseña en la prestigiosa revista de habla inglesa post-punk ya con su EP, que me mola escuchar en bucle también. Se titula “Falsos Techos”.

El anterior que se marcó con los VVV de Adrián tiene otro carácter, más bacala, y da para una escucha. Sobre todo el tema “Correr”, que es para eso. Jajajaj. Lo siento. Luego tiene otro temita que se titula “Quemar” que bueno, ya es más interesante. Sí. Pero se nota que la producción era más floja. La voz más desafinada o fuera de ritmo. La forma de componer pues más básica. Es como ver a Luz futuro sin ser lo que será en el siguiente EP, un poco un prólogo en penumbra si me lo permites. Además, tiene un corte bacaluti que… meh. Bueno, obviad ese EP. Tiene ingredientes que sí. Pero todavía no. Le faltaba la magia. ¿Ir en solitario? O quizás ¿regresar a los 80? Es que tiene ingredientes muy noventeros, quizás actuales, con algo de autotune. Es algo monótono y encima no se le entiende. Bueno, eso da igual. A mí me mola que sea la voz un instrumento más que se entremezcle con los demás. El caso, que son cuatro temas y “Cólera” también tiene un sinte muy año 92… no sé, supongo que es más la forma de tocarlo a lo Chimo Bayo, o la forma de cantar. Que no está tan ensayada. O el rollo. O los ingredientes, no me sorprenden. Hay hasta distorsiones armónicas en el estribillo mientras dicen “amor en tiempos de cólera”. Son estos detallitos los que tiran las canciones. Pero vamos, se repite demasiado. Nah. De los cuatro del EP destacaría algo de “Quemar,” pero sobre todo “Mi Sangre”. Ahí está el Luz Futuro del EP “Falsos Techos”. Ahí suena él. Algo monótono, quizás porque va lentita, o porque no cambia de tonalidad, o porque los coros están algo raros. O porque la guitarra está tocada medio bien. No sé, no tiene la brillantez del EP que voy a comentar ahora. Pero ya se atisba la esencia.

Hay otro nombre, el tipo de Dharmacide. Sale en un directo tocando con él. Y han tocado con VVV en varios sitios. El EP “Falsos Techos” tiene un temazo llamado “La Cura”. ¿Qué me mola del tema este? Quizás la producción, que es buenísima, te transporta. Ni un fallo tiene. El sonido es envolvente, súper profesional. La canción tiene un estilo poperillo alegre, con un estribillo que encima es doble. Engaña. Es rica en todo. Es que se merece llamarse The Cure si fuese en inglés. Está a ese nivel. Perdónenme los fans de The Cure. Esta tiene un cantante haciendo ohohohohs! y heys! Es genial. La batería me sorprendió la primera vez que la conocí, con tanta riqueza expresiva, esos claps del 909. Las guitarras que van apareciendo arpegiando. Más sintes aparecen y sorprenden. No te cansas, es súper divertida de escuchar. Cuando dice “pero si me haces sufrir” de repente la canción se vuelve triste con acordes en modo menor. Son miles de detallitos. Es como que se la curró mil. El videoclip mejor no lo miréis, que acabo de hacerlo y hay gore. Jajaja. Bueno, es lo que tiene el post-punk. También lo pusieron los Papá Topo en su “Chica Vampiro”. Bueno, es Ketchup, acabo de verlo, lo muestran el bote, son majetes. Y la chica rubia también parece simpática. Y ese Rickenbacker del de Dharmacide… quizás no sea él. No lo encuentro por ningún lado…

Sí que es él. Lleva la misma guitarra en otro vídeo con su grupo. Curioso los contactos, el círculo de músicos que se entremezclan. Los Nueve desconocidos de Alicante, Luz Futuro de las Canarias… “La última vez” tiene un sinte con el que arranca que es precioso. De verdad. Y esa batería. Fua. Creo que es mi canción favorita de las suyas y quizás de todas las que he escuchado este año. El estribillo también mola, ya me he visto canturreándolo por ahí. Es que mola. Definición de molar. No sé por qué. Me recuerda un poco al post punk ochentero de la movida. Sé que no canta perfecto, pero es que eso es perfecto, le da el toque ochentero, ya que en esa época no había autotune. Y la gente cantaba como podía. Ni Madonna afinaba bien en sus primeros discos, me gustan mucho sus guitarras, me recuerdan a las de Los Héroes del Silencio en su primer disco, el de Mar Adentro, el que produjo el de Olé Olé.
Tiene más temas, sigamos despedazándolos. “Ni te recuerdo” mola mucho, ese bajo moog, es decir, no analógico, es un bajo hecho con un sinte. Muy ochentero todo. Ya no se puede ser más ochentero. Aquí no tiene ni guitarras. Ah, sí, las hay en el estribillo. Muy soterradas en la mezcla. Esta es la más floja del disco, la dejó al final por algo. Es un disco de seis canciones, acabo ya.

Ah, también tiene un tema nuevo llamado “Vivir en una isla”. Está bien, algo tristón, incluso lo que cuenta, es bastante pesimista, con lo que tiene que molar vivir en las Canarias. Pero es post-punk, dark-wave. Miles de ingleses viviendo allí emigrando buscando el paraíso sin nubes en el cielo. Un amigo baterista natural de Bristol vive en la Palma, me visitó cuando sucedía todo eso y le regalé un disco “Invisible”, que lo acababa de publicar. Supongo que se referirá a alguna isla alejada de Escocia. Mi colega prefiere las Canarias mil veces a Bristol. Y yo prefiero Bristol a Madrid la verdad. Pero bueno, divago, es que no conozco las Canarias aún.
Ah, otro nombre son El último vecino, que al haber estado el de Nueve desconocidos en su banda como guitarrista pues también se conocerán. Son los que empezaron todo esto del 80 post punk revival. De traer de vuelta esos sonidos tan retro y que funcionase el invento.
Vale, el de Dharmacide se llama René. Y Luz Futuro se llama Daniel. Creo que ya lo conté. Voy poniendo nombres. Y lugares. René es de Madrid.
Otro grupo metido en todo esto, pero ya le toca de lejos, son los Depresión Sonora. Pero porque han hecho colabo con VVV, que sacó EP con Luz Futuro, ese que no me convence mucho.
Bueno, pues tenemos en la ecuación a un grupo de las Canarias, otro de Alicante, otro de Madrid y los VVV son de… Madrid. Se llaman en realidad VVV [Trippin’ you]. Así. Con corchetes.
Pero volviendo a la genialidad de Luz Futuro en sus últimas 7 canciones. De verdad, que no hay nada igual en la escena actual. Mira que he oteado.

“Dualismo”, su tercer tema es sobresaliente, esos sintes de voces sintetizadas que dan miedo, dan cringe, son creepys (ahora hablo moderno con esos anglicismos). El valle inquietante. Cuando una voz se hace con medios artificales y parece humana pero no. Es brutal cómo las ha usado. Es de genio. Nivel genio tío si lo estás leyendo. Un Mike Oldfield castizo. Bueno, quizás me he pasado. Pero suenan muy bien. De verdad. No sé dónde he escuchado ese efecto con sinte raro, supongo que en algún grupo de los ochenta. Pero es que este EP los supera. Va súper rápido. Y encima es en mi idioma. Y sin llegar a ser pretencioso, ni paracaidista de una moda. Ahora pega fuerte el reguetón, el trap, el pop con autotune, el punk pop y el irredento indie. Es como que va a su bola, hace lo que quiere, lo que le gusta. Y eso le da más valor a su proyecto.

“Sueños” es otro temazo. También viene con videoclip. Supongo que es lo que se estila. Sacar poco, sobresaliente y con videoclip VHS. Me encanta esta canción. Aunque creo que ya la he escuchado 3000 veces este último mes. Creo que voy a cambiar de cinta. Es como escuchar a Los Héroes del silencio. Tiene la batería que de repente dobla el charles a 16 golpes cada compás. Eso se llevaba en los últimos ochenta mucho. Supongo. Lo hace muy bien. Tiene muchos detallitos. La batería es genial. La letra también. Seguramente si fuese 1988 hubiera sido una de las bandas más reconocidas de toda europa. Cambio de canción, la tengo muy escuchada ya. Me pasa igual que con “Todos mis cristales”.
“Escapar” es más alegre, más popera. Destacaría el bajo electrónico que le imprime un rollazo ochentero que flipas al tema. Y las palmas 808. La batería será una Simmons SDSV. De esas con hexágonos rojos, me la imagino. Es un tema cortito, entra bien en el conjunto.
Coincido en el orden de las canciones que tiene el EP, las que más me gustan están arriba.
Como anécdota, descubrí que lleva en el videoclip de “La última vez” una guitarra Epiphone Les Paul SL como la mía, pero en amarilla.

No cambies el estilo, no vuelvas a la electrónica tecno de antes ni te desvanezcas en el trapepop autotuneado tan de moda. Vuelve a sorprendernos con otra composición súper creativa. En este género te puedes explayar pero bien, aunque no hace falta tanto pesimismo, es mejor una letra con final feliz, que anime y te sientas tan fuerte que pienses que nadie te puede parar.

Coque Tornado. Marzo 2022.